martes, junio 30, 2009

Sta. Maria de Melque.

Acuarela, 109x79

15 comentarios:

Nes dijo...

Qué decir ante una acuarela como ésta después de haber estado en ese lugar...Por suerte, aquel día, hacía sol, y...aunque me pareció preciosa, tú la has pintado magníficamente bien, como si de un escenario se tratara, y el foco sobre la estrella principal a punto de abrir los ojos y mirar al público que espera, expectante, en silencio.
Y...el interior...tiene ese color con el que la has envuelto por fuera, has hecho magia, lo vemos todo...Por algunos rincones, al filtrarse la luz, las piedras parecían de ocre dorado, un placer para los sentidos dentro y fuera.
Mis más sinceras felicitaciones, tiene que ser impresionante verla al natural en ese tamaño.
Gracias por esa luz que me ha traído el recuerdo de una tarde de privamera
Un abrazo

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Hola Nes, he pasado tantas horas ante ella que bueno, era un tributo que la debía.
Si, aquella tarde hizo sol, una tarde primaveral preciosa, en este trabajo
he puesto la luz de la mañana, resulta más bonita a mi gusto.
¿Verdad que es un lugar especial?
Que tarde tan bonita pasamos.
Un beso

Ogigia dijo...

Como siempre, admirada

Isabel Romana dijo...

Llevaba ya un rato curioseando (con la boca abierta) por tu blog, fascinada con estas acuarelas tan potentes, y me venía el recuerdo de Pedro Cano, con el que te encuentro similitudes. A él le había visto en Valencia una exposición que, si no me falla la memoria, se llamaba "Puertas" sobre las puertas de la muralla de Roma. Y cuál ha sido mi sorpresa, al ver la reseña de un curso impartido por él en Nápoles. Veo, además, que compartimos cierta pasión por Italia, la tuya más centrada en Nápoles, una ciudad que yo apenas conozco pero que me gustó muchísimo.
Tus trabajos me parecen de altísimo nivel y de una sensibilidad con la que me identifico. Te felicito por un trabajo tan espléndido.
Saludos cordiales.

Alex dijo...

Lindisima acuarela de un sitio magnifico, un retrato no solo del edificio sino de toda una atmosfera de siglos de soles modelando esas sombras. Admiro tu trabajo.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias Marian.
Un beso

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias por tu visita Isabel, es un honor tenerte por aquí.
Si, que coincidencia, yo tambien conocí la obra de Pedro con esa exposición, Adportas, magnifica, para mi hay un antes y un después, hice un curso con el aquí en Toledo, le estoy tremendamente agradecido, me ha ayudado muchísimo.
Si, Italia es fascinante y toda esa cultura común que compartimos, parafraseando a Savina Natayou, esta Terra Nostra.
Napoles me parece una ciudad fascinante.
Muchisimas gracias por tu visita.
Un saludo cordial.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias Alex, como arquitecto, este templo te encantaria por su singularidad, se cree que se construyó allá por el siglo VII, maravilla ver sus enormes sillares a hueso.
Un abrazo Alex

El Toro de Barro dijo...

Esta acuarela es, sencillamente, una joya llena de fascinaciones. Estoy, literalmente, fascinado. El cuadro habla también desde mi corazón cansado. Es la voz de mi propia boca...

Anónimo dijo...

La rompe el color de tus acuarelas, como relámpago que antecede a la tormenta... Besos. Morgana

Anónimo dijo...

Quise decir: la luz rompe el color de tus acuarelas, como relámpago que antecede a la tormenta... Besos Morgana

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Carlos, muchísimas gracias por tu visita, me alegra verte de nuevo por aquí.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias Isabel, te echaba de menos.
Un beso muy fuerte.

cardesin dijo...

Jose Antonio
Bella..... y magnifica!!!!

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchisimas gracias Juan Carlos.
Un abrazo

Archivo del blog