miércoles, septiembre 10, 2008

Caleidoscopio I


Desconocer en qué momento
surgirá la sorpresa, el acto
enamorado de la luz
o
si me vigila en su escondite
un alborozo inesperado
o
que sea respirar, sin más,
el presagio de una presencia.
Cuánto deseo de un hallazgo
en nuestro corazón.
Cuánto misterio en la ciudad
o
sólo es el silencio.

Maria Antonia Ricas, extraído del libro Cielos de Toledo.

13 comentarios:

Oscar CS dijo...

Dos cosas... Una es que es una pena que esté Ud en toledo porque me encantaria me enseñara como tratar asi el color con acuarela y pastel...el color para mi aun es un terreno virgen...
La otra es que hace tiempo descubri a Phillip Glass y me ha alegrado ver que colgaste una cancion nueva...

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Hola Oscar, pues nada, si vienes a Toledo algún dia me avisas, si puedo serte de alguna ayuda no dudes en consultar.
Para empezar con el color... te aconsejaria lo mismo que me aconsejaron a mi, utiliza una paleta muy limitada, apenas cuatro o cinco colores, incluso solo tres si es acuarela. Dibujar dibujas muy bien, como escultor que eres.
Ah, si, Philp Glass está muy bien.
Gracias por tu visita, un saludo.

Anónimo dijo...

Oscar, deberás pedir cita, hay una tal Pamela en lista de espera, otra que se llama Penélope, otra...

Jose, no sé qué decirte, tan estupendo que...Quizá idear una historia de veinticinco ciudades que se sentían solas y decidieron juntarse para convertirse en una, para que hubiera más amantes furtivos besándose en sus sombras, para que hubiera más niños corriendo entre sus arcos, para que hubiera más miradas inquietas asomadas a sus torres, para que hubiera más músicos tocando en sus rincones.
Pero había un problema. Cada ciudad tenía su propia luz...Para no tener que decidirse por una sola, colocaron en la peña del rey moro un caleidoscopio de colores, giraría con el viento, aunque soplara suave, siempre giraría...
Un abrazo. P.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias P, siempre pensé en todos estos trabajos, hasta ahora son 20, como un conjunto, tanto presentado asi como uno a uno, que es como creo se hará al final.
En muchos casos son eslabones sueltos entre otros trabajos, en otros son fragmentos, secuencias, extraidas de otros trabajos anteriores, interpretados de otro modo, que bonito lo que has escrito.
Pues nada, dile a la tal Pamela que la estoy esperando y que se traiga papel y acuarelas.
Un beso.

Anónimo dijo...

Sí, ya sé que de momento son veinte, pero ves qué bien quedarían cinco más, y sigues trabajando, hay esperanzas, y...si no, no importa, si esas veinte se aman lo suficiente para no necesitar ninguna más, pues que así sea. Se convierten gracias a tí en "ciudades visibles", como cuando pasamos la mano por el cristal lleno de vaho en una mañana de invierno y vemos que ha salido el sol.
Lo que he escrito...¿te ha gustado? gracias...no sé, de repente escribo una palabra y salen las demás una tras otra, algo que quisiera que me ocurriera con la pintura y sin embargo no consigo. La mayoría de las veces ni siquiera pretendo escribir, miro muchas pinturas por la red, como viajando en el asiento trasero de un coche, con esa sensación agradable de mirar un bonito paisaje, un paseo tranquilo, pero entro aquí y la mano se me va a tocarle suave en el hombro al que conduce y decirle: para aquí.
Si me inspiras...qué quieres que haga.
Pamela...no hará falta que le diga nada, se entera de todo.Ahora mismo estará como loca pensando que a lo mejor algún dia acabe subiendo a la peña del rey moro...
Un abrazo. P.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Hola P, sigo con estos trabajos, me divierte mucho hacerlos, que más se puede pedir...
Pasear por Pompeya dará sus frutos, ya lo verás, seguro que empiezas a trabajar con rojos.
Algun dia pintaremos en Toledo o en otro lugar, ahora es buena epoca aqui, en Toledo, ya no hace tanto calor y la luz de Septiembre es muy bonita.
Pues si, escribes cosas muy bonitas.
Un beso

Ogigia dijo...

Estoy sin entrar unos días y ¿qué me encuentro? ays, qué sorpresa, y qué maravilla. Me encanta estar acompañándote ahora, de veras

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias Maria Antonia, a mi si que me encanta... es un honor estar en tu compañia.
El martes nos vemos.
Un beso

Mityu dijo...

Una amiga mía me dijo hace poco ¿Quién ha podido ver algo feo en un caleidoscopio? Por eso tiene esa raíz griega, "bonito".
Pero de pronto esa visión se convierte en un ajedrez alocado y mágico cuyas piezas son los ojos, sobre un tablero que es una obra de arte.
Un privilegio visitarte. Como siempre

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias Mityu, muy amable.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias Mityu, muy amable.

MaleNa dijo...

La maravilla de la luz invaden sus obras.

Los pájaros habitan sus pinceles.


MaLena.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias Malena, muy amable.
Un beso

Archivo del blog