viernes, abril 04, 2008

Flores de almendro II

Acuarela, 50x40
Me llamaste y mis ojos te buscaron en la naciente primavera. Nada tan hermoso como el sol confundido en los almendros. Te busqué y en tus ojos encontré el sinmirar. Nada, ni un destello.De pronto todo fue negro y el ala del cuervo lo envolvió todo.
Isabel Larrea.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

La flor del almendro, sin vida llora. Caen sus pétalos, olvida su historia. Pasan los días y su vida se desliza a través de las horas.
No mas abejas sobre su cuerpo, no mas polen cubriendo su vientre, ni poetas al anochecer de sus hojas.
Cae la última flor de este viejo almendro, cae tradía, resignada cae a su suerte por el viento, arropada quedará en el estanque.

Besos.
M

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Es efimera la gloria del almendro.
Un beso

Ogigia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ogigia dijo...

Nada, no decía nada raro, sólo que lo escribí mal. Era, hablando de la brevedad que precisamente por eso, tal vez, bella, y sin saberse. También te escribía que, como siempre, estoy cerca de lo que muestras y admirada.

Kijar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias Ogigia, lo bueno si breve, dos veces bueno, o eso dicen, no sé...
Un beso.

Archivo del blog