viernes, marzo 28, 2008

Esperanza.


11 comentarios:

Ogigia dijo...

Corazones...¿ nos delatan?

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Siempre...

Estrella Altair dijo...

Me gusta, genio y figura hasta la sepultura.

Un besiño.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Si.. de genio anda bien, te lo digo yo, que es mi madre.
Un beso Estrella.

Anónimo dijo...

Dicen que los ojos son el espejo del alma... y no mienten... Aún así, no toda la gente puede ver cuánto expresan, ya que no sólo basta mirar a los ojos para ver más allá... hay que sentir la mirada... hacerla tuya... sólo así se puede ver a través de ellos...

Besos
M.

Anónimo dijo...

Ay qué cosa más bonita, Jose, hijo.
Ha sido una licencia...
Me he acercado para descubir sus lentes, sus discretas joyas realizadas con unos pequeños garabatos...no hacía falta empeñarse más en ellos, el trabajo se lo llevó la verdadera joya del dibujo.
Es bueno éste retrato, tiene gesto, aire y porte. ¿Sentiste algo de miedo al hacerlo, en conseguir transmitir ese algo más que tan bien conoces desde siempre? Y ella...orgullosa y con la esperanza de que tú puedes...
Un abrazo. P.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Gracias M, los ojos son el espejo del alma, es cierto.
Un beso

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Hola P, muchas gracias, bueno no me resultó especialmente dificil, aparte del miedo escenico, claro, es dificil que el retratado se "vea" reflejado.
Es un dibujo casi en penumbra, excepto un foco de luz que entra por el lado superior izquierdo, por eso puse esos destellos... dan alegria, vida, no tiene otro objetivo.
Un abrazo P

una xana dijo...

ayer , cuando estaba a punto de marcharme de tu jardin, me cruce con esperanza.
caminaba rauda, con esa decision suya de quien sabe donde va.
al pasar junto a las rosas la oi refunfuñar.
no estoy segura, porque estaba algo lejos, pero creo que las increpaba por su descaro, por su poco pudor, por ir haciendo ostentacion de su belleza desde el primer dia.
luego paso junto a la danide sin prestarle atencion y se sento junto a las flores del almendro.
saco sus anteojos y las examino con atencion.
entonces un rayo de luna la ilumino los ojos y pude ver su interior.
vi un alma dulce , sensible, curiosa y llena de ternura y vi una inmensa capacidad para dar amor....pero una nube tapo la luna y ....ya no pude ver nada mas.
al rato, esperanza guardaba sus anteojos y parapetada bajo su apariencia de ferrea roca a la que todos pueden agarrarse en busca de seguridad, escondida bajo ese aspecto un tanto regio y equivocamente duro, se llevo con ella sus mas profundos sentimientos envueltos en el aroma de las flores de almendro.
creo que esas flores le gustaron, porque en cierta forma se parecen a ella, que guarda su verdadera alma para quienes se acercan a su corazon y ponen los anteojos para poder verla.
y creo que se queia llevar una rama de tu almendro, pero claro es demasiado señora para hacer una felonia semejante.
crei que no me habia visto, pero al salir por la puerta del jardin, sin volverse siquiera, levanto su mano derecha y me dijo adios.
que ladina doña esperanza, como iba a escaparsele a ella nada importante...faltaria mas!
a saber desde cuando esta enterada que una xana pasea por tu jardin.

Anónimo dijo...

Impresionante...
P.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias Xana...
Un beso

Archivo del blog