jueves, enero 08, 2009

Ischia, Castello Aragonese.

Acuarela, 38x30

2 comentarios:

P. dijo...

Exhausta, seguía subiendo las empinadas cuestas, se asomaba, pensando que habría llegado ya...el mar se reflejaba en tantos rincones que no dejaba de sentirlo. La brisa le ayudó a seguir, sólo un poco más, un poco más y podría decirle adiós al que acababa de partir siguiendo el canto de la sirena. No dejaría de mirar hasta que se perdiera en el horizonte. Y él tampoco dejaría de mirar...ese cabello...enredándose con el viento, se movía, también despidiéndose, recordando sus dedos, acariciándolo...

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Hola P!
Pues si... por aqui anduvo la sirena Partenope... Es una fortaleza imponente y ese mar turquesa... Un paisaje de ensueño
Un beso

Archivo del blog