martes, noviembre 25, 2008

Cinco versiones de una misma espalda.







Acuarela, 40x30 cada una


20 comentarios:

P. dijo...

A veces la ausencia...se hace tan eterna...Cinco días, tan sólo cinco días debían separarse, cinco días sólo y volverían a encontrarse el uno al otro en sus miradas. No es tanto tiempo, pensó...
Se sentó, perdida en sus recuerdos, y ese primer día se llenó con ellos. El segundo día...le sentía por todas partes, creía oir sus pasos acercándose de nuevo...El tercero, sus manos se deslizaron sobre el gran ventanal, y allí se quedaron, con ella y su mirada...El cuarto día...la eternidad...no conseguía llenar el vacío...El quinto, tuvo que sentarse de nuevo, agotada, y ensimismada en su melancolía, creyó oir su nombre, que llegaba suave desde más allá de su espalda...

Nes dijo...

Jose...veo que Nápoles está saliendo por tus pinceles. Estas figuras tienen algo diferente, no sabría explicarlo bien. Mantienes, eso sí y siempre, tu luz poderosa, pero a la vez son distintas.
Es interesante...observar los cruces de caminos, los puntos de inflexión a los que llega el artista por distintos motivos. Veremos hacia dónde te llevan, hacia dónde nos llevas. Te estaremos vigilando...
Un abrazo
Nes

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchisimas gracias P, es muy bonito lo que has escrito.
Un beso...

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Hola Nes, gracias por tu comentario, si, son diferentes a otros trabajos, el color influye pero tambien la forma de interpretar a la modelo, que por cierto, tiene una espalda preciosa.
Son trabajos rapidos, ahora me plantearé hacer algo más reposado.
Un beso

nes dijo...

Sí, es que has dado unas pinceladas como más...vigorosas, incluso te diría que hasta algo duras en algunas zonas. Están como más enteros éstos cuerpos, no sé si es correcto el término. Me gusta el color, aunque creo que eres capaz de crear piel incluso con color verde.
Un abrazo y...esperando el reposo del guerrero pintor

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Hola Nes, si, son más vigorosas e incluso duras en algunas zonas, podia haberlas trabajado más difuminando los extremos de la sombra, haciendo suave el contraste, pero preferí dejarlas tal cual, más adelante me serviran para seguir trabajando.
Un beso

Ogigia dijo...

me gustan esas versiones, José antonio, mucho

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias Maria Antonia.

MaleNa Ezcurra dijo...

Su mirada es bella, sutil, transparente.

Gracias por la belleza.

Sintagma in Blue dijo...

Cada vez me gustas más. Poesía pura en imágenes.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias a ti Malena.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias Pura, es mutuo.

carmensabes dijo...

Excelentes pinceladas... llegarían al alma más dura y la tranformarían en pura poesía...

Un abrazo

Eduardo Alvarado dijo...

Preciosas espaldas de acuarela!!!

Yo diría que en esta ocasión, aunque con una forma igual de construida, tu poderoso clasicismo le ha cedido algo de terreno a un tratamiento algo más orgánico, logrando un resultado algo diferente...muy vivo y hermoso!

Un abrazo.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Hola Carmen, gracias por tu visita.. eres muy amable.
Un beso

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchisimas gracias Eduardo, he querido dotar a estos trabajos de una cierta "carnalidad" no sé si lo he conseguido, particularmente estoy contento.
Un abrazo y repito, muchas gracias.

David C. dijo...

La cuarta me gustó bastante. así como pensativa.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias David.

Mery dijo...

No sé qué admiro mas, si tu exquisita capacidad con el pincel, o esa espalda cimbreante.
Todo me encanta.
Un abrazo

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Gracias Mery, un abrazo.

Archivo del blog