miércoles, agosto 13, 2008

Hortensias de Sintra

Pastel y lapiz de color, 50x70

4 comentarios:

Mery dijo...

No puedo pasar por alto estas hortensias y me detengo a disfrutarlas y felicitarte.
Son unas de mis flores preferidas.
Un abrazo
Mery

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchas gracias Mery, eres muy amable.
Un abrazo.

una xana dijo...

He pasado parte del verano dormitando en las frescas aguas de mi fuente.
Las xanas no solemos salir de nuestros bosques y yo he viajado mucho en la última temporada, así que tal vez me sentía algo cansada o tal vez, simplemente me apetecía descansar al arrullo del agua.
Mi bosque ha estado algo desatendido y los seres mágicos que en el habitan, han aprovechado la circunstancia y han hecho de su capa un sayo…. imagino que me esperan unos días de trabajo para volver a poner orden.
Uno de los primeros en saludarme al despertar, ha sido mi pequeño ventolin…lo recuerdas? estaba impaciente por contarme todo lo que habia echo durante mi sueño.
Revoloteando, tan alocado como siempre, me comento que había estado en tu jardín , que había venido muchas veces para ver las novedades y me urgió para que le acompañase esta noche , porque tenia que enseñarme algo maravilloso que había encontrado.
Pero inquieto como es, no pudo esperar a la visita para contarme su secreto: sabia donde estaban unas preciosas hortensias de Sintra, tan azules como el cielo…o quizás mas aun, en las que muchas veces se había quedado a sestear sobre sus mullidos pétalos.
Tambien me dijo que una noche mientras revoloteaba junto a ellas, llego a tu jardín un anciano con una regadera llena de agua y las regó, pero lo curioso es que al marcharse movía la regadera y se escuchaba un clic-clan, clic-trac, así que le siguió para saber el porque.
Y encontró que la regadera estaba llena de clavos y trozos de hierro oxidados por el agua que el anciano dejaba reposar pacientemente en ella.
Según mi ventolin por eso tus hortensias son tan azules!
La verdad es que no si muy bien si se lo ha inventado o… tal vez lo escucho mientras tú se lo contabas a alguien.
Sea como fuere, las hortensias han sido, como no, mi primera parada.
Son tan bellas, que si no fuese porque no estoy en mi bosque, sino en tu jardín… diría que aun estoy soñando al mirarlas!

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Cuanto tiempo hacia qe no venias Xana, me tenias preocupado, bueno.. lo de los hierros... creo que lo conté yo... pero no sé si será cierto, eh?
Muchas gracias por tu visita.
Un beso muy grande!

Archivo del blog