viernes, julio 11, 2008

Una tarde de Julio.


16 comentarios:

Anónimo dijo...

El título debería ser "una maravillosa tarde de julio"
Qué envidia
Qué...sombrero
Qué pedruscos
Qué vista
¿Qué falta?

Besos.P.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Hola P, tuve el honor de pintar una tarde con Ambar Labruna que estuvo de visita en Toledo, es una gran pintora y una gran persona.
Un beso!

Anónimo dijo...

Ya lo creo que sí...
¿Esas tres vistas de Toledo que has posteado las pintaste esa tarde?

Un beso de P. para ambos

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Bueno, las dejé planteadas, luego las terminé un poco en casa, son trabajos muy intuitivos, rapidos, dado el poco tiempo del que dispusimos.
Un beso

Anónimo dijo...

Lo que hubiese dado por veros pintar codo a codo...
Un espectáculo.
Abrazos. P.

Anónimo dijo...

A veces hay que dejar atrás los ruidos y personas para entregarse en cuerpo y alma al arte de pintar y si es con compañía, mejor que mejor. Toledo bien vale un rato a solas. La fotografía es perfecta y sin duda los pinceles ágiles de Ámbar y los tuyos supieron sacar toda la belleza que encierra la amistad, el silencio y la soledad... Besos. Morgana

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

La pena es que no hubieras estado tú tambien...
Un beso

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Morgana, gracias por tu visita, fue toda una experiencia ver trabajar a Ambar, que voy a decir yo de Toledo... mejor lo escribes tu.
Un beso muy fuerte!

una xana dijo...

Toledo… la ciudad que tanto amas,
la de las mil ciudades en una sola,
la de los mil sueños y mil historias,
la de oro bajo el sol de las mañanas,
la de la caprichosa luz, casi morada,
pero …yo puedo elegir para mi ruta
la Toledo que me atrae y me reclama,
la del azul como el agua de mi fuente,
azul de luna que a la noche llama ,
azul que convierte a tu Toledo
en la meta del viaje de una Xana.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchisimas gracias Xana,pues nada... aqui te esperamos Toledo y yo.
Un beso

Anónimo dijo...

Paso a menudo por este rincón de puntillas, en silencio, para que ni la mirada del auriga ni la de sus caballos sientan mi presencia y denoten mi ignorancia sobre el arte del pincel. Una ignorancia que abre mis ojos, ávidos, para aprender de colores, de flores, de cuerpos, de jardines, de luces y sombras, de ciudades, de arte. Al final me quedo escuchando a una xana que me emociona cuando me habla y pienso como ella, que me gusta este jardin.

Hoy no he podido resistirme a hablar cuando veo la luz de este Toledo reflejada casi al instante en tres bocetos como si fueran las tres culturas de su historia que vieron las piedras sobre las que se sientan los pintores.

Solo era para decir que me gusta y que volveré. Saludos.

Montana

Anónimo dijo...

Jose, me temo que tus toledos están creando una cadena mágica, ¿te das cuenta?

Besos. P.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Muchisimas gracias por tu visita
Montana, si, no me extraña que te quedes escuchando a Xana, es una persona muy especial, me alegro mucho que os guste a los dos.
Espero volver a verte por aqui.
Un afectuoso saludo.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Hola P, pues no sé... ya me gustaria... en todo caso, el merito es de la ciudad.
Un beso

Anónimo dijo...

HOLA TOLE.
Con lluvia de fondo y con invierno por estos lares recuerdo lo maravilloso de la aventura de ese día,y la torpeza mia en escalar piedras...pero tambien de otros en perder el agua que llevabamos para pintar cuesta abajo, por suerte rescatada y del viento que nos daba vueltas las hojas.Pero valió la pena.. La próxima vez por favor haz crear una cadena Hilton con terraza o similar. Es broma no te enojes CORAZZZZZZZON. Que es dura la vida de artista..ejem
Besos

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Querida Ambar... ejem, reconozco que tu comportamiento durante la penosa ascensión y en la posterior lucha contra los elementos fue digna de una heroina, pero como muy bien dices... mereció la pena.
Un beso!

Archivo del blog