miércoles, agosto 29, 2007

Granadas en agosto.


Dibujo, cretas, 50x70

13 comentarios:

Ogigia dijo...

Diferente y mágico,como siempre

leodegundia dijo...

Colores suaves y agradables.
Tu obra desprende siempre un aire sereno que produce sosiego.

El Toro de Barro dijo...

Me pregunto que sería de cualquiera de tus cuadros si en algún lugar, en cualquier lugar, les añadieras un manchón rojo. A veces hecho de menos en tus composiciones un poco de fiereza, un golpe de rabia que rompa la quietud

Anónimo dijo...

Le he echado una ojeada a tus cuadros, utilizas los colores cálidos mezclados con los frios muy suavemente muy velados,yo que soy una aprendiza de pintora critica el cuadro de un maestro, te pido perdón,yo también pinto, pero mi pintura es de colores fuertes y con cantidad de pintura,otra técnica casi inventada porque como no tenga una imagen no saco nada, pero la tengo delante y no se perece en absoluto, pero me gusta y me encanta "criticar" al autor, e inventarme el estado anímico mientras da pinceladas,e inventarme la obra. bueno si me lo permites pasaré más veces por tu blog. Me encanta tu pintura transparente.Licinia01

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Ogigia, muchas gracias

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Leo, muchisimas gracias

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Leo, muchisimas gracias

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Carlos, pues quizás tengas razón pero fijaté que en ocasiones me parece que peco de temperamental, sobre todo en los dibujos, el color es algo muy delicado, para pensarselo mucho.
Muchas gracias Carlos.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Gracias por tu visita y comentarios
Licinia, pintas oleo o acrilico, verdad? eso me parece entender.
Lo importante es intentar pasarselo bien pintando, no siempre se consigue, pero hay que intentarlo.
Repito, gracias Licinia.

El Toro de Barro dijo...

Como artista, no creo que peques de temperamental, sino de la búsqueda de un equilibrio sumo y extremadamente silencioso, y eso, querido amigo, no es un pecado ni tampoco una virtud sino una forma de entender el arte, y también la vida. Por eso, siento una enorme curiosidad por lo que ocurriría si algún día le perdieses el respeto a los manchones y sacudieras el lienzo como quien da un puñetazo encima de la mesa. Me imagino que el proceso sería algo parecido al combate terrible entre Jacob y el Ángel. Yo espero ese día con infinita curiosidad....

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Ahora que dices lo de Jacob y el Angel... En mis tiempos juveniles, adolescentes diria más bien, modelé una figura que representaba esta escena, muy a lo Boccioni y su formas unicas de continuidad en el espacio, en la Escuela de Artes, que buenos recuerdos los de aquella epoca.
Un abrazo Carlos.

Leodegundia dijo...

Se te echa en falta, ¿no vas a presentarnos cuadros nuevos?.
Un saludo

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Hola Leo, si, claro que si, dentro de poco pondré algo nuevo.
Un saludo

Archivo del blog